Traductor a otros idiomas

23 de oct. de 2011

NARCO-VIOLENCIA EN CANCÚN, PLAYA DEL CARMEN, COZUMEL...


CANCÚN, Q.R, Lunes 24 de Octubre 2011.

CONSTE!
NARCO-GUERRA EN QUINTANA ROO

+ Negligencia de Borge y alcaldes pone en peligro a habitantes y turistas
+ Cruel asesinato de dos jovencitas en Isla Mujeres… y un chavito sicario
+ Ejecuciones en Cancún; Playa del Carmen, campo de batalla de capos

Por CARLOS CANTÓN ZETINA*
carlos_cantonz@hotmail.com

Cancún y la Riviera Maya --los principales destinos turísticos de México-- están atrapados en una cruenta guerra de carteles del narcotráfico, enfrentados entre sí por la disputa de la plaza. No sólo se matan ellos. Ponen en peligro el patrimonio y la vida de los habitantes pero también de miles de visitantes nacionales y extranjeros. Varias víctimas inocentes son parte del saldo trágico.
La violencia delictiva también alcanzó ya a Isla Mujeres y Cozumel, lugares turísticos que tenían fama de tranquilos.
No hay duda: Quintana Roo se ha convertido en una zona de alto riesgo. La inseguridad pública se agravó a partir de abril pasado, en que hubo relevo de gobernador y presidentes municipales.
Incapacidad y negligencia del mandatario priista Roberto Borge Angulo y de algunos alcaldes, así como la connivencia de cuerpos policiacos --incluso la Procuraduría de Justicia-- con los delincuentes, empeoran el problema. Evaden su responsabilidad en el combate al narcotráfico: quieren que sea rol exclusivo del Gobierno Federal, al cual culpan del incremento delincuencial.
Secuestros, extorsiones, robos a mano armada, "levantones" y ejecuciones están a la orden del día, y las víctimas son lo mismo ciudadanos comunes que turistas y empresarios. Muchos negociantes ya se vieron obligados a abandonar el estado, porque no se les ofrecen las suficientes garantías.
A la infiltración del narco en las instituciones públicas se suma la impunidad que hizo estragos en el sexenio pasado, encabezado por otro militante del PRI, Félix González Canto, y que persiste en la actual administración. Lo mismo se protege a peligrosos delincuentes que a funcionarios coludidos con el hampa y a celebridades o “júniors” que delinquen.
En contra de la demanda ciudadana, Borge mantiene a capa y espada a dos funcionarios que han sido duramente cuestionados por su falta de eficiencia: Carlos Bibiano Villa Castillo, Secretario de Seguridad Pública del estado, y Gaspar Armando García Torres, Procurador de Justicia de Quintana Roo.
El general Villa estaría exigiendo 10 millones de pesos a cambio de renunciar y para “indemnizar” a sus escoltas que trajo de Coahuila, uno de los cuales mató accidentalmente a una persona, hace unas semanas.
Y apenas el lunes 17, García Torres sólo separó del cargo --en vez de someterlo a juicio penal-- al director de Averiguaciones Previas, Leopoldo de la Cruz Navarro, quien dejó libres a seis responsables de extorsionar a un empresario del municipio de Solidaridad (al parecer Gaspar Aguilar Gómez) y que motivó la apertura del expediente 4614/2011, el 6 de octubre.
Vea usted a qué grado llega la corrupción oficial: uno de los extorsionadores exonerados es Sergio López Guzmán, hijo de Sergio López Villanueva, nada menos que ¡representante del gobernador Borge en Playa del Carmen!.
Otro ex director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría estatal, Marco Antonio Álvarez Trejo, logró su libertad el 19 de octubre pagando 28 mil pesos, luego de que se liberó su orden de aprehensión por los delitos de falsificación de documentos y extravío de más de 200 expedientes durante su gestión –en el sexenio de González Canto--, así como por abuso de autoridad y extorsión.
Varios hechos recientes dan fe de la feroz batalla que libran sobre todo las organizaciones criminales “Los Zetas” y “Los Pelones”, aunque los gobiernos estatal y municipales están empeñados en minimizarla, irresponsablemente, con el fútil pretexto de “no espantar” a los visitantes, sobre todo de Estados Unidos, Canadá y Europa.
(También, en aras de no ahuyentar a los extranjeros, las autoridades han pretendido ocultar los muchos casos de dengue y, ahora, hasta de cólera que han surgido en varias zonas de Quintana Roo).
Sin embargo, las agencias noticiosas internacionales difunden en el mundo la penosa realidad que vive el estado, y que incluye el incremento del narcomenudeo o venta a de droga a baja escala.
Tapar el Sol con un dedo, es una misión imposible del gobernador y algunos alcaldes, sobre todo el “perredista” Julián Ricalde Magaña (Cancún), los priistas Filiberto Martínez Méndez (Playa del Carmen) y Aurelio Joaquín González (de Cozumel), y el panista Hugo Sánchez Montalvo (Isla Mujeres).
La delegada de la PGR en Quintana Roo, María López Urbina, reconoció públicamente que “Los Zetas” y “Los Pelones” tienen sicarios en los 10 municipios del estado, y dijo que los alcaldes “deben redoblar esfuerzos” porque el combate no sólo corresponde a la Federación. Los gatilleros “se mueven de un lado a otro, son población flotante”, aseguró la funcionaria calderonista.
El más reciente suceso de narcoviolencia estremeció el pasado miércoles 19 al municipio de Isla Mujeres: dos jovencitas (supuestamente ligadas a la venta de estupefacientes) fueron degolladas en el hotel San Jorge. En el doble asesinato está involucrado y detenido un adolescente de 15 años, Jonathan Adriel Meneses Marín, alias “El Gallito”. Pese a su corta edad era uno de los jefes del narcotráfico en la ínsula. Las víctimas: Irasema Domínguez Castellanos y Analy Valente Bautista.
El caso de “El Gallito” es una muestra de la descomposición social y del creciente reclutamiento de niños y jóvenes por parte de los ‘capos’. Según la procuraduría de Justicia estatal, el adolescente confesó que estaba a cargo de la plaza por parte de la organización de “Los Pelones”, que se disputa el territorio con “Los Zetas”. Y que las dos féminas fueron ajusticiadas porque “nos traicionaron al cambiar de proveedor”.
Es la segunda ocasión en menos de un año que es arrestado en México un sicario del narcotráfico extremadamente joven. En noviembre de 2010, soldados detuvieron a un estadunidense de 14 años --Edgar Jiménez Lugo, “El Ponchis”-- que declaró haber matado a cuatro personas cuyos cuerpos decapitados fueron encontrados colgando de un puente. Fue sentenciado en julio a sólo tres años de prisión por homicidio, secuestro y posesión de armas y droga. Esa era la mayor sentencia permitida para un menor.
En el municipio de Benito Juárez (Cancún), son frecuentes las narcoejecuciones. Apenas el lunes 17 fue asesinado a balazos el empresario Luis Carrillo Cano en el estacionamiento del céntrico comercio “El Pollo Feliz”. Era sobrino de Vicente Carrillo Fuentes, uno de los jefes del Cártel de Juárez.
A principios del 2010, Carrillo Cano fue noticia cuando se reveló que el entonces gobernador quintanarroense González Canto le dio el contrato para la ampliación de la cárcel municipal de Cancún, a través de la empresa SAFIE de Quintana Roo, S. A. Aunque el mandatario estatal ordenó una “urgente investigación” sobre el procedimiento de licitación de la obra, nunca se aclaró y el expediente fue archivado. Todo mundo sabía aquí que --durante años-- Carrillo Cano fue “lavador” de dinero producto del narcotráfico… pero nunca fue castigado.
El número de ejecuciones se ha incrementado de manera alarmante en los últimos meses con alrededor de 45 casos sólo en Cancún. Alrededor del 70 % de las víctimas han sido asesinadas con armas de fuego, pero de dos años a la fecha, hubo decapitados y desmembrados, algo que no se veía en este destino turístico.
La madrugada de este viernes 21 fueron aprehendidos en Cancún tres integrantes de “Los Pelones”: Baudilio Adolfo Hernández Coronado, Luis Alberto Sánchez Salas, y Edna Paulina Martínez Caudillo. Confesaron su participación en por lo menos ocho ejecuciones en este polo turístico y una en Solidaridad. Habrían asesinado a los cuatro calcinados aparecidos en la Región 256 y al descuartizado hallado en Playa del Carmen.
Otro municipio, Cozumel, no está ajeno a la racha delictiva. Un comando armado integrado por una decena de sicarios fuertemente armados asaltó la noche del miércoles 5 la joyería Diamonds International, ubicada en plena zona turística de la isla, y huyó con 25 millones de pesos, sobre todo en relojes. Hubo una persona lesionada. Dos atracos más, igual a mano armada, han ocurrido en menos de 20 días, lo que obligó al sector empresarial encabezado por la Coparmex, que preside Pedro Joaquín Delbouis (hijo del ex gobernador Pedro Joaquín Coldwell), a exigir al alcalde priista Aurelio Joaquín que refuerce la seguridad pública.
Al narco se le atribuyen esos y otros delitos.
En vastas regiones de Quintana Roo, la venta de droga se realiza libremente en calles y escuelas, con la tolerancia de los gobiernos locales. En el negocio participan cientos de taxistas a quienes nadie les impide sus actividades ilegales. Los sindicatos de choferes son protegidos por las propias autoridades, a cambio de aportaciones económicas y de ser utilizados políticamente, sobre todo en tiempo de elecciones.

PLAYA DEL CARMEN, CAMPO DE BATALLA

El municipio de Solidaridad, donde se ubica Playa del Carmen (lugar turístico preferido por europeos, sobre todo), hay zozobra entre habitantes y visitantes por el recrudecimiento de la lucha entre “Los Zetas” y “Los Pelones”, a los cuales se les ha descubierto allí diversas “casas de seguridad”.
Se ha confirmado que esta zona de la Riviera Maya es ahora uno de los principales centros de operación del narco, que incluso atentó contra dos altos mandos policiacos.
Román Quian Alcocer, alcalde priista en el anterior trienio, otorgó impunidad a los narcos.
Con guardianes infiltrados en los diferentes cárteles, inseguridad en las principales avenidas y demás, este destino de la Riviera Maya dejó de ser ese lugar tranquilo de antaño. Hay denuncias contra el actual presidente municipal Filiberto Martínez Méndez (también del PRI) de que tolera las actividades de los cabecillas de los grupos ilegales.
Ya hubo un ataque del narco contra el jefe de la Policía Municipal, Rodolfo del Ángel Campos. Y el comandante de la Policía Turística, Mario Enoc Gómez Frías, fue ejecutado a principios de septiembre. Supuestamente encubría a ciertos traficantes.
El propio Martínez Méndez se dijo víctima de un atentado, en que uno de sus escoltas resultó herido. Presuntamente, una célula de “Los Zetas” pretendía ajusticiar al edil.
Más recientemente, el 4 de octubre, resultó lesionado por presuntos miembros de “Los Zetas” Miguel Ramón Martín Azueta, empresario periodístico (dueño del diario El Quintanarroense) y ex presidente municipal. En la balacera ocurrida en la carretera Playa del Carmen-Puerto Morelos, murió su contador Rolando Gómez Carrillo. El negociante y político conocido como “El Ratón” ha protagonizado hechos de corrupción y siempre ha gozado de impunidad.
El lujoso automóvil en que viajaba Martín Azueta fue baleado por un comando de sicarios que iba a bordo de dos taxis.
El “zeta” Roberto López Bautista, “El Flaco”, detenido como uno de los responsables de la agresión, reveló que la célula delictiva a la que pertenece también participó en la ejecución del comandante Gómez Farías “porque se quejó de que no le llegó su paga”, y en el intento de asesinato contra Del Ángel Campos.
El lunes 17, Martín Azueta anunció que junto con su familia se iba definitivamente de Quintana Roo, debido a la inseguridad pública. Igual decisión tomó Fernando García Zalvidea, dueño del hotel Gran Caribe Real y Los Royal, tras recibir amenazas directas de una célula criminal por no pagar protección.
Pero antes de irse, un hijo de “El Ratón”, Emilio Martín Álvarez, fue acusado (averiguación previa 713/10/2011) por la presunta violación de una jovencita, compañera de clases en una escuela privada. El procurador Gaspar Armando García Torres encubre el hecho, igual que su antecesor Francisco Alor Quezada --el mismo que exoneró a Ana Bárbara-- liberó a otro vástago del empresario: Jorge Miguel Martín Álvarez (hoy regidor en Solidaridad) luego de que el 26 de septiembre del año pasado secuestró y amenazó de muerte a un mecánico.
¡Cuánta impunidad!...
--------------------------------------------------- ---------

*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior y director general de las revistas de circulación nacional Quehacer Político, Polémica y Huellas.

http://carloscantonzetinadice.blogspot.com
http://cantonzetinadice.blogspot.com
http://laverdadseimpone.blogspot.com
http://carloscantonzetina.blogspot.com
Twitter: @cantonzetina